Consideraciones sobre la becerrada de Córdoba en honor de La mujer cordobesa

Extremismo animalista

Moderadores: EstoEsElPueblo, Escribiente

Responder
KavaYero
Mensajes: 15
Registrado: Sab Jun 01, 2019 12:25 am

Consideraciones sobre la becerrada de Córdoba en honor de La mujer cordobesa

Mensaje por KavaYero » Mar Jun 04, 2019 10:50 pm

En efecto, el puntillero es el encargado de poner fin definitivo a la lidia de una res. Antes de ser arrastrada por las mulillas, como medida de precaución también y sobre todo de gracia, secciona (por si no lo estuviera ya) el sistema nervioso de modo que la muerte de la res queda asegurada sin sufrimiento.

Antes del puntillero interviene cuando es necesario el estoqueador. Su función será seccionar el sistema nervioso y asegurar que el toro de combate, en este caso, becerro, muere sin dolor, y sin peligro para las personas que intervienen en la lidia completa y cabal.

Estas funciones de la lidia no se realizaron de manera reglamentada. Las imágenes por sí solas causan herida en la sensibilidad del espectador.

Ello no es óbice para entender qué es lo que se produce y su consecuencia.

Se produce un error y este error no se examina de manera racional; al contrario, se hace desde un extremismo sentimental de tipo infantil o adolescente: sí, no; a favor, en contra... estas dicotomías expulsan el razonamiento del debate, de la relación entre las personas.

Y el hecho, el error, exige ser identificado, evaluado y corregido en toda su extensión.

La categorización sentimental de este error impide cualquier diálogo de la razón. Y por tanto no sirve intentar explicar esto; sólo su consecuencia, y más cuando estas consecuencias se han dado.

Estamos en una sociedad conservadora, que huye de las novedades, de las máquinas, de la tecnología, de la razón: El problema se agrava cuando este mismo hecho, un error humano, se produce en la vida cotidiana.

A un lado están los aficionados, que hablan de tauromaquia, de arte; enfrente los animalistas y los antitaurinos, que rechazan cualquier atisbo de arte.

Como decía, esta sociedad conservadora rechaza la tecnología, los avances, el progreso. Y en cuanto ve aparecer un error, por ejemplo, en un matadero industrial -que también se producen- exigen el cierre del matadero.

Hablamos de una parte de la sociedad sentimentalizada, imbuida de un falso progreso, que ante un error en el matadero -o en la becerrada de Córdoba- exige el cierre del matadero o la prohibición de las corridas de toros.

¿Cuando hay un accidente de autobús se deben prohibir los autobuses? Cuando una ambulancia se accidenta... ¿debe prohibirse el uso de las ambulancias?

Los sentimientos desaforados, desatados, descontrolados no deben ofuscar el raciocinio.

La tecnología, también la tradicional del estoque y la puntilla, deben resolver el fallo habido en Córdoba. Y asumir, quien corresponda, su parte de responsabilidad.

Los animalistas y antitaurinos deben comprender que ese horror que pretenden lanzar sobre la conciencia de los aficionados, también lo llevan en la conciencia: producir lechugas causa la muerte de miles de vertebrados: ratones, conejos, liebres, etc. también con su sistema nervioso "sintientes" como gustan de llamar en reciente modo.

Y en estas operaciones higiénicas y sanitarias para producir lechugas y zanahorias aptas para el consumo también se producen errores y hay conejos y topos que mueren con mucho dolor, como lo visto en Córdoba.

¿Dejarían ustedes de comer su lechuga sabiendo que un animal ha padecido tantos horrores como el becerro de Córdoba? Probablemente muchos dirán que no. Y en esta conclusión está la puerta abierta a una mejor comprensión de los sentimientos de unos y de otros, que no tienen que ser idénticos. Cada uno con sus gustos. Con su razón. Y cada grupo, respetuosamente, con sus sentimientos.

¡Que dios reparte suerte!


KavaYero
Mensajes: 15
Registrado: Sab Jun 01, 2019 12:25 am

Re: Consideraciones sobre la becerrada de Córdoba en honor de La mujer cordobesa

Mensaje por KavaYero » Jue Jun 06, 2019 12:49 am

¿La frase del último párrafo es muy discutible? Pero encierra una gran verdad

"La intervención humana mejora la vida/muerte de todos los animales."

Y contacdictoria es también la misma frase. Un perro, por ejemplo, ha sido un animal domesticado por el hombre. En nuestros días, como mascota, debe someterse a unas condiciones: su vida en libertad queda restringida en movimientos y actividades.

Pero hay más: el animal será castrado y sufrirá esas consecuencias hasta el final de su muerte. ¿Ha mejorado la vida de los canes, gatos y otras mascotas que deben sufrir un proceso de adaptación semejante? ¿Incluyendo la extirpación de miembros o funciones vitales?

Para muchos animalistas la respuesta es sí. El contacto con el hombre ha mejorado la vida de los animales domésticos. Aunque sean castrados y sufran hasta el final de su muerte esa condición antinatural.

En cuanto a la vida salvaje, es evidente que la gestión racional de los parques naturales y de las reservas de la biosfera en todo el mundo mejora la calidad de vida de los animales salvajes.

Baste recordar para ello -por ejemplo- a Nelson Mandeal el presidente suraficano, líder del appartheid, y autoridad ética a nivel mundial. Mandela no era cazador; pero cuando asumió responsabilidades de gobierno, animó a los habitantes de los poblados próximos a las reservas a no cazar animales; y en su lugar vender esos derechos de caza a quien pudiera pagarlos.

De ese modo llegaría el dinero que sirve para el desarrollo y el progreso: médicos, escuelas, técnicos, etc., que favorecen el progreso económico de estos poblados y la gestión racional de la caza.

Un león vive menos de 20 años en estado salvaje. En el circo, supera los 30 años. Los últimos tres años de la vida de un león marcan el inicio de la decrepitud: su vida pasa a ser una tortura diaria.

Ese león que empieza a envejecer ya no se apareará con otras hembras; será perseguido por otros machos más jóvenes y fuertes; en las peleas resultará herido; perderá dientes, comerá mal; cazará peor, y solo podrá comer los restos que sus compañeros de manada rechazan como alimento.

Desde el comienzo de su decadencia llegado a los 15 años, hasta su merte, en torno a los 20, la vida del león salvaje es un recular permanente, cada día con un sufrimiento nuevo. Si quiere comer, los compañeros de la manada le utilizarán de primer atacante contra presas difíciles, por ejemplo los ñús, que armados de cuernos son de peligro mortal.

Al final, se lo comerán vivo las hienas.

Mandela apoyaba vender la caza de este león, y a buen precio. Por humanidad librarán al león de terribles sufrimientos. Por economía, otro león sano ocupará su lugar; y los poblados podrían alcanzar algo del progreso económico del siglo XX como escuelas, hospitales para niños y mujeres embarazadas, ancianos enfermos...

Incluso las bestias de carga que a veces vemos en las ciudades llevan una vida mejor que las bestias salvajes, que no saben si cada día es el último.

¿Qué más quisiera el chatarrero que poseer una furgoneta para realizar su trabajo? Si el caballo, el mulo o el burro viven en condiciones difíciles como animales de carga del chatarrero, es porque su dueño vive también en condiciones difíciles.

Lo ejemplos se multiplicarían, pero hay que cortar. En contacto con el hombre la inmensa mayoría de los animales tienen una vida mejor.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado